Valores y Objetivos

Valores

Identidad cristiana

La Fundación Educacional del Obispado de Villarrica ofrece una educación de calidad, inspirada en la visión trascendente de la existencia humana y en el principio de dignidad de la persona característico del espíritu cristiano. La identidad cristiana no se limita a dotar de sentido cristiano la tarea cotidiana de los colegios. Una de sus manifestaciones es que también se ofrecen a los padres, profesores y alumnos que lo deseen, actividades de formación religiosa y de atención espiritual que tienen carácter voluntario.

Educación personalizada

El Colegio de Humanidades ofrece una educación personalizada para ayudar a cada alumna y a cada alumno a descubrir lo mejor de sí mismo,  a entender la importancia de hacer bien las cosas, a valorar la coherencia entre vida y pensamiento, y a formular su propio proyecto personal de vida.

Excelencia educativa

El Colegio de Humanidades promueve la excelencia educativa y la formación intelectual de los alumnos en todas las situaciones de aprendizaje. En cada etapa educativa y en cada área, los profesores impulsan el desarrollo de competencias, habilidades y estrategias que ayudan a los alumnos a lograr aprendizajes y a aprender a aprender. También favorecen la motivación para aprender autónomamente, de forma individual y en equipo; y la adquisición de hábitos de estudio para, con la exigencia adecuada a cada uno, lograr el máximo desarrollo de sus capacidades. La competencia plurilingüe, la educación artística, los medios tecnológicos, y el deporte están al servicio de la excelencia educativa y de la educación personalizada y completa que ofrece El Colegio de Humanidades.

Igualdad entre hombres y mujeres

La acción educadora de la Fundación se orienta al pleno desarrollo del principio de igualdad, que parte de una valoración de la persona – hombre o mujer – libre de estereotipos sexistas, y de la interiorización de la igualdad de derechos entre hombres y mujeres. En los currículos de todas las etapas se educa para favorecer el desarrollo personal de cada alumna y de cada alumno respecto a sí mismo y a los demás; en igualdad de oportunidades, derechos y responsabilidades; para la corresponsabilidad de hombres y mujeres en todos los ámbitos; para la convivencia en una sociedad abierta y plural.

Libertad y responsabilidad

El Colegio de Humanidades concibe la educación en la libertad y para la libertad. La educación debe capacitar al individuo para una libre y responsable elección entre las diversas opciones que la vida le ofrece a cada momento. Por tanto, El Colegio de Humanidades procura que todos y cada uno de sus alumnas y alumnos formen su propio criterio y consigan la madurez y los conocimientos necesarios para adoptar sus decisiones libremente, con rectitud y sentido de responsabilidad. En esta línea, las normas de convivencia siempre tienen como finalidad desarrollar la responsabilidad personal de los alumnos.

Responsabilidad social y colaboración con los demás

El Colegio de Humanidades promueve que las alumnas y los alumnos, por propia iniciativa, desarrollen con plenitud su personalidad mediante el ejercicio de las virtudes humanas y de las virtudes sociales y cívicas que conllevan la adquisición de hábitos de responsabilidad social, convivencia, solidaridad y respeto, y que fortalecen la convivencia, y el espíritu de servicio y cooperación con los demás. Se potencia asimismo la formación de hábitos de interés por los demás en los entornos más cercanos al alumno como son la familia y el colegio, acompañados de obras de servicio concretas en la vida diaria. Se trata de que los alumnos sean conscientes de que mejorar personalmente tiene una dimensión de compromiso que lleva a que familias, profesores y alumnos colaboren en múltiples actividades de voluntariado.

Identidad cristiana

La Fundación Educacional del Obispado de Villarrica ofrece una educación de calidad, inspirada en la visión trascendente de la existencia humana y en el principio de dignidad de la persona característico del espíritu cristiano. La identidad cristiana no se limita a dotar de sentido cristiano la tarea cotidiana de los colegios. Una de sus manifestaciones es que también se ofrecen a los padres, profesores y alumnos que lo deseen, actividades de formación religiosa y de atención espiritual que tienen carácter voluntario.

Educación personalizada

El Colegio de Humanidades ofrece una educación personalizada para ayudar a cada alumna y a cada alumno a descubrir lo mejor de sí mismo,  a entender la importancia de hacer bien las cosas, a valorar la coherencia entre vida y pensamiento, y a formular su propio proyecto personal de vida.

Excelencia educativa

El Colegio de Humanidades promueve la excelencia educativa y la formación intelectual de los alumnos en todas las situaciones de aprendizaje. En cada etapa educativa y en cada área, los profesores impulsan el desarrollo de competencias, habilidades y estrategias que ayudan a los alumnos a lograr aprendizajes y a aprender a aprender. También favorecen la motivación para aprender autónomamente, de forma individual y en equipo; y la adquisición de hábitos de estudio para, con la exigencia adecuada a cada uno, lograr el máximo desarrollo de sus capacidades. La competencia plurilingüe, la educación artística, los medios tecnológicos, y el deporte están al servicio de la excelencia educativa y de la educación personalizada y completa que ofrece El Colegio de Humanidades.

Igualdad entre hombres y mujeres

La acción educadora de la Fundación se orienta al pleno desarrollo del principio de igualdad, que parte de una valoración de la persona – hombre o mujer – libre de estereotipos sexistas, y de la interiorización de la igualdad de derechos entre hombres y mujeres. En los currículos de todas las etapas se educa para favorecer el desarrollo personal de cada alumna y de cada alumno respecto a sí mismo y a los demás; en igualdad de oportunidades, derechos y responsabilidades; para la corresponsabilidad de hombres y mujeres en todos los ámbitos; para la convivencia en una sociedad abierta y plural.

Libertad y responsabilidad

El Colegio de Humanidades concibe la educación en la libertad y para la libertad. La educación debe capacitar al individuo para una libre y responsable elección entre las diversas opciones que la vida le ofrece a cada momento. Por tanto, El Colegio de Humanidades procura que todos y cada uno de sus alumnas y alumnos formen su propio criterio y consigan la madurez y los conocimientos necesarios para adoptar sus decisiones libremente, con rectitud y sentido de responsabilidad. En esta línea, las normas de convivencia siempre tienen como finalidad desarrollar la responsabilidad personal de los alumnos.

Responsabilidad social y colaboración con los demás

El Colegio de Humanidades promueve que las alumnas y los alumnos, por propia iniciativa, desarrollen con plenitud su personalidad mediante el ejercicio de las virtudes humanas y de las virtudes sociales y cívicas que conllevan la adquisición de hábitos de responsabilidad social, convivencia, solidaridad y respeto, y que fortalecen la convivencia, y el espíritu de servicio y cooperación con los demás. Se potencia asimismo la formación de hábitos de interés por los demás en los entornos más cercanos al alumno como son la familia y el colegio, acompañados de obras de servicio concretas en la vida diaria. Se trata de que los alumnos sean conscientes de que mejorar personalmente tiene una dimensión de compromiso que lleva a que familias, profesores y alumnos colaboren en múltiples actividades de voluntariado.

Objetivos

Ayudar a los padres de los alumnos a dar a sus hijos una educación de calidad

inspirada en una visión trascendente de la existencia humana, y en el principio de dignidad de la persona característico del espíritu cristiano.

Procurar la excelencia educativa atendiendo a los aspectos que configuran una educación integral de calidad

intelectuales, académicos, culturales, sociales, espirituales, afectivos, técnicos, estéticos y deportivos.

Promover una educación personalizada

Que permita a cada alumno y a cada alumna alcanzar el máximo desarrollo de sus capacidades y aptitudes.

Ofrecer atención individualizada a cada familia y a cada alumno
Fomentar el desarrollo de las virtudes humanas y de las virtudes cívicas
Favorecer la igualdad entre hombres y mujeres

superar estereotipos, prejuicios y discriminaciones por razón de sexo; hacer visibles la labor y las aportaciones de las mujeres a lo largo de la historia; e impulsar la corresponsabilidad social a partir de la valoración y el respeto a los demás, y de una buena formación académica que permita una igualdad real de oportunidades.

Promover el trabajo y el esfuerzo personal y en equipo del alumno como el principal medio educativo y base de su formación
Desarrollar la competencia plurilingüe, prioritariamente en la lengua inglesa
Impulsar y promover la formación permanente del profesorado, así como la investigación y la innovación educativa
Promover actividades de formación a todos los miembros de la comunidad educativa

Padres, profesores, asistentes de la educación, alumnos y antiguos alumnos.

Favorecer e impulsar la participación de todos los integrantes de la comunidad educativa

Alumnos, profesores, personal de administración y servicios, padres y antiguos alumnos.

Evaluar todas las actividades, procesos y resultados de la actividad educativa del colegio

Desarrollando como consecuencia los planes de mejora propios de una organización que aprende.