ALUMNOS DEL COLEGIO DE HUMANIDADES PARTICIPARON EN ENCUENTRO DE LÍDERES EN SANTIAGO
Por segundo año, el Colegio de Humanidades del Sagrado Corazón de Jesús fue sede diocesana de la Academia de Líderes Católicos (ALC), en la que por casi tres meses, 42 jóvenes recibieron un profundo programa formativo con aquellas herramientas necesarias para ser entes de cambio y transformar la sociedad cristianamente. Todo esto fue gracias al apoyo de profesores monitores que acompañaron a los jóvenes en este proceso: Paulina Ramírez, Marcela Anguita, Patricio Guzmán, Claudio Flores, Juan Pablo Montes e Ignacio Silva.
La ALC tiene por finalidad formar líderes desde una perspectiva católica, a partir de los principios de la Doctrina Social de la Iglesia, transmitiendo los valores cristianos en el ámbito social, político y económico. En sus nueve semanas de duración, se analizaron temas de familia, política, antropología cristiana, superación de la pobreza, afectividad y sexualidad, taller de oratoria, resolución de conflictos y de liderazgo. Además tuvieron conversaciones con personalidades de diferentes áreas del servicio público: Ervin Castillo, ex dirigente estudiantil de Talca; Hugo Alcamán, Presidente Fundación Primeras Naciones; Hermana Paula Palacios, religiosa de la Santa Cruz; José Antonio Kast, ex diputado y presidenciable; Cristóbal Várgas, Doctor en Filosofía; entre muchos otros. La Academia cuenta con el patrocinio y apoyo de la Pontificia Universidad Católica de Chile, Universidad Finis Terrae, Universidad San Sebastián,  Duoc UC y la Conferencia Episcopal de Chile.

La graduación se realizó el sábado 07 de julio en la Universidad San Sebastián en Santiago. Fueron cerca de 500 jóvenes de las diócesis de Santiago, San Felipe, San Bernardo, Linares y de Villarrica. Estuvo presente en la Eucaristía final el Arzobispo de Santiago, cardenal Ricardo Ezzati, acompañado del Obispo de San Felipe, Cristián Contreras, el Obispo de San Bernardo, Juan Ignacio González, el Obispo de Villarrica, Francisco Javier Stegmeier, y presbíteros de Chile, Argentina y España y miembros del directorio de la academia, junto al Nuncio Ivo Scapolo.
Pablo Vera, alumno de segundo medio manifestó: "aprendí muchas cosas, pero lo que más me gustó es que aprendí a usar mejor las palabras, tener una mejor oratoria y eso es muy importante para cuando uno se inserta en el mundo laboral y quiere expresar sus ideas. Estoy muy emocionado porque fue un proceso largo y estuve esperando esto mucho tiempo".

"El mundo en el que nos toca vivir es un mundo de cambios, y como cambio de época, hay desafíos, crisis y oportunidades y es esta generación, la de ustedes, la generación puente, la generación que va a transitar de un mundo que nos toca vivir con muchas contradicciones y problemas, pero que va a llevar a nuestra sociedad, a nuestro mundo, al sueño que queremos como Iglesia", señaló José Antonio Rozas, Director de la ACL, destacando el esfuerzo de todos los graduados que participaron sábado tras sábado.